Penumbras

 

Entre las largas penumbras que trae el olvido,

entre la frágil desdicha de la ignorancia,

contemplo el paso de la vida en el corazón de las personas que no traen más que amarga insatisfacción al auxilio de su ego. 

En la fría noche en la que recogía los pedazos de mi autoestima,

rota en las pisadas de la miserable actuación de la incomprensión,

recomponía los pasos de mi pasado, aguardando el recorrido de mi presente. 

En la maldita hipocresía de la sociedad marchita,

en la vil falacia de la lengua,

aguardo el instante de poder proclamar la victoria de la vida, y desterrar los reproches de la larga amargura

anclada en el alma de los

corazones rotos.

Carlos MOs

Dejar un comentario

Agregar comentario